Asfaltia ha rehabilitado un tramo de 1,4 km en la N-1, a la altura de Lasarte-Oria, mediante una solución asfáltica fono-absorbente que reducirá el ruido de rodadura de los vehículos.

Los trabajos se realizaron en dos fases. En la primera, se procedió al fresado profundo de la calzada y posteriormente se extendió una mezcla de alto módulo como capa intermedia. En la siguiente fase, se extendió una doble capa drenante, con PA16 ofítico como primera capa y PA11 ofítico como capa superficiel (un total de 2.350 tn).

Extendido con equipos independientes y con un ligero desfase entre ellas de 200-250 m, se obtiene una capa fonoabsorbente debido al alto índice de huecos de ambas mezclas. El extendido entre capas se realiza sin necesidad de aplicar riego de adherencia, para que no sature los huecos de la primera capa. La capa superficial se extiende cuando la capa de apoyo alcanza una temperatura de 75-85 grados centígrados. De esta forma, se consigue la adherencia entre capas sin dejar marcas de rodadura de los camiones sobre la capa de apoyo (PA16).