Reciclados

RECICLADO DE FIRMES

Se entiende como reciclado de firmes, la reutilización de los materiales procedentes de la demolición de las capas de firme que ya han estado en servicio, para la construcción de otras nuevas. Estas mezclas bituminosas retiradas de los firmes envejecidos (denominado como RAP) están formadas por partículas de árido, o aglomeraciones de partículas, envueltas por ligante y tienen un importante valor residual ya que pueden utilizarse de nuevo para la fabricación de mezclas bituminosas.

Esta reutilización reduce el consumo de materiales en origen y el tamaño de los vertederos, y las hace especialmente interesantes por razones económicas, ambientales y energéticas.

Hay varias técnicas de reciclado de mezclas bituminosas:

  • Según el lugar en el que se lleva a cabo el reciclado: reciclado in situ o en central (planta asfáltica)
  • Según la temperatura a la que se realice: en caliente, templado o en frío.

Una diferencia importante entre los distintos procedimientos de reciclado es el porcentaje de mezcla antigua que permiten incorporar en la nueva mezcla.

Por otro lado, las técnicas de reciclado en caliente en planta son más flexibles que las técnicas de reciclado in situ ya que permiten aprovechar más eficazmente el betún debido a su calentamiento, consiguiendo una buena integración del betún antiguo en el nuevo. Las mezclas bituminosas fabricadas mediante este sistema se pueden optimizar adecuadamente y permiten obtener materiales que son prácticamente similares a otros fabricados con materiales originales en su totalidad. Además, permiten el almacenamiento del RAP para aplicarlo cuando sea de interés.

Se entiende como reciclado de firmes, la reutilización de los materiales procedentes de la demolición de las capas de firme que ya han estado en servicio, para la construcción de otras nuevas. Estas mezclas bituminosas retiradas de los firmes envejecidos (denominado como RAP) están formadas por partículas de árido, o aglomeraciones de partículas, envueltas por ligante y tienen un importante valor residual ya que pueden utilizarse de nuevo para la fabricación de mezclas bituminosas

El reciclado de firmes en caliente es el proceso en el que las mezclas bituminosas retiradas del firme se transportan a la planta asfáltica donde tras un previo tratamiento (clasificación, caracterización y homogeneización) se mezclan con el árido de cantera y betún a temperatura elevada, obteniéndose una mezcla bituminosa nueva. Las mezclas bituminosas reutilizadas sustituyen en parte a los áridos y al betún.

Dependiendo de las instalaciones de la planta asfáltica el porcentaje de material a reutilizar puede variar. En cualquier caso lo que se persigue es conseguir una homogeneidad adecuada y no sobrecalentar la mezcla antigua para que no se produzcan humos nocivos y no se deteriore el material (oxidación del betún).

Si se utilizan procedimientos adecuados, las mezclas bituminosas con material reciclado en caliente tienen una calidad similar a la de las mezclas convencionales.

La normativa que regula estos reciclados calientes en central es el artículo 22 del PG4.

Se entiende como reciclado de firmes, la reutilización de los materiales procedentes de la demolición de las capas de firme que ya han estado en servicio, para la construcción de otras nuevas. Estas mezclas bituminosas retiradas de los firmes envejecidos (denominado como RAP) están formadas por partículas de árido, o aglomeraciones de partículas, envueltas por ligante y tienen un importante valor residual ya que pueden utilizarse de nuevo para la fabricación de mezclas bituminosas

Esta técnica se basa en utilizar betunes convencionales o modificados con aditivos (ceras o tensoactivos) o espumación del betún por ejemplo con zeolitas con el fin de conseguir reducir la temperatura de fabricación de la mezcla entre 120 y 140 ºC. Con esta técnica se pueden alcanzar tasas de reciclado ligeramente superiores al reciclado en caliente.

La normativa que regula estos reciclados semicalientes en central es el artículo 22 del PG4.

Única técnica en central que permite alcanzar las mayores tasas de reciclado de hasta el 100%

Las técnicas de templado que utilizan emulsión bituminosa como ligante, con o sin aditivos, la mezcla se realiza a temperaturas entre 80 y 100 ºC. Esta es la única técnica en central que permite alcanzar las mayores tasas de reciclado de hasta el 100%. Además, presenta una ventaja adicional al no someter el betún a una temperatura elevada se reduce el proceso de envejecimiento de éste, lo que debe llevar a un aumento de la durabilidad de la mezcla bituminosa.

El reciclado en templado mejora la técnica del reciclado en frío porque se hace a mayor temperatura y en consecuencia:

  • La mezcla llega con menor porcentaje de agua al momento de la compactación, lo que facilita esta operación.
  • No se necesita tiempo de espera para la eliminación del agua de la emulsión.
  • Se consigue una mayor cohesión inicial.

Este tipo de reciclados templados se pueden utilizar en carreteras de baja intensidad de tráfico.

El Ministerio de Fomento de momento no tiene regulada esta tecnología, pero sí que existe normativa en comunidades autonómicas como es la andaluza y la vasca. Desde la asociación de ATEB se dispone de una monografía sobre mezclas templadas con emulsión y desde la ATC se ha publicado recientemente unas recomendaciones técnicas de diferentes tecnologías que no se recogen actualmente en el PG3 o PG4, donde se incluyen los reciclados templados.

Polvo de neumatico fuera de uso (NFU), aridos siderúrgicos, plásticos, aceites fuera de uso, arenas de fundición, etc.

POLVO DE NEUMÁTICO FUERA DE USO, NFU

La aplicación más extendida en carreteras de los neumáticos fuera de uso es en forma de granulados para la fabricación de betunes-caucho (vía húmeda) o directamente como áridos o polvo mineral en las mezclas bituminosas (vía seca).

La normativa relativa al polvo de neumático aplicado por vía húmeda viene recogida en la O.C. 21/2007. En este documento se mencionan tres tipos de betunes con caucho, en función del contenido de caucho y sus propiedades finales. Así tenemos, betunes mejorados con caucho (BC), betunes modificados con caucho (BMC) y betunes modificados de alta viscosidad con caucho (BMAVC).

  • Los betunes mejorados con caucho, son betunes a los que se le ha incorporado caucho procedente de NFUs, cuya aplicación sería igual que si se tratara de un betún convencional en las mismas condiciones y capas pero con características reológicas y funcionales mejoradas, como una mayor resistencia al envejecimiento, a las deformaciones permanentes, a la fisuración por fatiga y reducción del ruido en rodadura.
  • Los betunes modificados con caucho, deben cumplir las mismas especificaciones que un betún modificado con polímeros (artículo 212 del PG3) y en consecuencia sus aplicaciones son iguales a la de los betunes modificados con polímeros.
  • Los betunes modificados de alta viscosidad con caucho, suelen presentar porcentajes de caucho muy elevadas entre el 18-22%, se fabrican normalmente in situ. Sus aplicaciones son más específicas en las que se requiere altas resistencia a la fisuración por reflexión de grietas y fisuras de capas inferiores de firmes tratados con cemento o pavimentos de hormigón.

En cuanto a su aplicación como un árido más en la planta asfáltica (vía seca), suele ser tamaños finos de hasta el 2 mm y en una proporción entre el 1-3% en peso. Se requiere de tiempos de maduración entre la fabricación y el extendido que es función del contenido de caucho. Se obtienen mezclas muy flexibles, adecuadas como capa de rodadura e interesantes en zonas de formación de capas de hielo ya que debido a su flexibilidad permite el despegue y rotura de las placas de hielo por la acción del tráfico.

Como documentación referente se encuentra el manual de empleo del polvo de neumático en mezclas bituminosas desarrollado por el CEDEX.

ÁRIDOS SIDERÚRGICOS

En el proceso de fabricación del acero en las acerías de horno de arco eléctrico, durante el proceso de fusión o afino se genera un residuo conocido como escoria negra. Este árido artificial, convenientemente tratado o valorizado se puede utilizar en mezclas bituminosas para su aplicación en firmes de carreteras. Así, cuando la escoria negra de horno eléctrico se utiliza como árido para construcción se conoce como árido siderúrgico de horno eléctrico.

Se puede utilizar para fabricar mezclas bituminosas en sustitución del árido de cantera en su totalidad o parcialmente.

La aplicación de este árido puede ser en cualquier tipo de mezclas bituminosa, capa y para cualquier categoría de tráfico pesado tanto en calzada como en arcenes siempre que el árido cumpla las prescripciones técnicas exigidas en el anejo 3 de la norma de dimensionamiento de firmes del País Vasco.

Otros residuos industriales que se han reutilizado en mezclas bituminosas, una vez tratados convenientemente, son plásticos de invernadero como modificantes del ligante, aceites fuera de uso de maquinaria incorporándolos a los ligantes bituminoso, arenas de fundición como polvo mineral o árido fino….

OTRAS SOLUCIONES ASFÁLTICAS

mezcla-bituminosa-caliente

MEZCLAS EN CALIENTE

mezcla asfaltica semi caliente

MEZC. SEMICALIENTES

mezcla asfaltica templada

MEZCLAS TEMPLADAS

mezcla asfaltica en frio

MEZCLAS EN FRÍO

asfalto coloreado

MEZCLAS ESPECIALES

Punteros en soluciones innovadoras

Investigación, mejora, vanguardia

ASFALTIA Y LA INNOVACIÓN